La calabaza es baja en calorías y rica en vitaminas; de muy fácil digestión. Antitóxica, laxante y diurética. Contiene mucha agua y es muy combinable con otros alimentos por su sabor tan suave.

Suele comerse cocida, pero se admite cruda en algunas ensaladas. Aunque las calabacitas se parten según la receta, siempre se lavan y luego se les cortan los extremos y se talla cada uno de éstos con la parte cortada. Esto impide que se amarguen.

Las calabacitas deben estar frescas y lisas y no lucir amarillentas, porque esto indica que están amargas. Para freírlas se cortan generalmente en rebanadas, se usa poco aceite y se tapa el recipiente - con el fuego bajo - para que así suelten el agua que contienen.

Cuando se necesitan cocidas, pueden ponerse al fuego al vapor o en agua con sal, tan sólo sin sus extremos.

4 Porciones

INGREDIENTES

8 calabazas picadas
1 cucharadita de consomé de pollo en polvo
Sal y pimienta al gusto
Aceite vegetal

PASO A PASO

1. En una cacerola caliente un poco de aceite y fría ligeramente las calabazas, sazone con sal y pimienta y cocine hasta que estén brillosas.

2. Vierta 1 ½ litros de agua, sazone con el consomé y deje hervir hasta que las calabazas estén cocidas, pero firmes.

3. Sirva inmediatamente y acompañe con crema o queso.
Reacciones:

Tagged: ,

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada