Las manzanas son uno de los frutos más populares y disponible durante todo el año. Tradicionalmente se le conocía como "la fruta de la salud". En ingles de dice: An apple a day keeps the doctor away (un manzana al dia aleja al medico de tu puerta).

Se le atribuyen muchas propiedades curativas, aparte de su reconocido poder diurético. Son muchas las variedades existentes en el mercado y su precio muy atractivo.

Aparte de su consumo directo se suele hacer compota de manzanas, zumo, jaleas, pasteles y otros muchísimos más postres muy populares.

8 porciones
Ingredientes
2 manzanas
1/2 barra de mantequilla
2 cucharadas de azúcar
1/4 de taza de pasas
1/4 de taza de nueces, picadas
Canela molida, al gusto
1/4 de taza de ron (opcional)
20 volovanes comerciales

Paso a paso

1. Pela las manzanas, córtalas en cubitos y cocínalos en una cacerola con la mantequilla y el azúcar; revuelve, pon la tapa y cocina a fuego medio durante 10 minutos o hasta que estén suaves.

2. Agrega las pasas, las nueces, la canela y el ron, cocina 5 minutos o hasta que se evapore el ron; retira del fuego, deja entibiar y rellena los volovanes.


Las almendras son los frutos secos más ricos en ácidos grasos monoinsaturados. El ácido oleico constituye alrededor del 70% de los ácidos grasos presentes en las almendras y las avellanas.

Su contenido en antioxidantes es considerable; así, las almendras muestran una concentración en vitamina E (o tocoferol) superior a los 20 mg/100g y en las avellanas la concentración de este compuesto está por encima de los 40 mg/100g.

En cuanto a las vitaminas del grupo B, las avellanas y las nueces son los frutos secos que muestran un mayor contenido en ácido fólico, seguidos de los piñones, los pistachos y las almendras; conviene recordar que los requerimientos diarios de ácido fólico, para una persona adulta, son del orden de los 400 µg.

Su consumo también aporta minerales. Son ricas en calcio, magnesio, potasio, hierro y fósforo. El fósforo es muy recomendable para aquellas personas que necesitan tener al día la memoria y la capacidad intelectual al cien por cien.

8 porciones
Ingredientes
1 taza de almendras, picadas
1/4 de barra de mantequilla
1 1/2 paquetes de 190 gramos de queso crema
100 gramos de queso manchego, rallado
2 cucharadas de pimiento morrón, finamente picado
2 cucharaditas de jugo de limón
1 cucharadita de salsa inglesa
Sal, al gusto

Paso a paso

1. Fríe las almendras en la mantequilla y sin dejar de mover; cuando comiencen a dorar, retíralas y ponlas en un platón.

2. Aparte, mezcla los quesos con el pimiento, el jugo de limón, la salsa inglesa y sal.

3. Pon la preparación sobre un trozo de papel encerado y forma un rollo; presiona ligeramente para compactarlo.

4. Revuélcalo en las almendras para que quede bien cubierto; envuelve nuevamente el rollo con papel encerado y refrigera dos horas antes de servir.

5. Saca el rollo, quita el papel, rebánalo y acompaña con galletas habaneras o saladas.