Ingredientes:

    1 kg. de salchicha
    Palitos para brochetas o banderillas
    c/s aceite para freír (C/S= cantidad suficiente)


Para la pasta:

    2 tz harina de trigo
    1 tz harina para hot cakes
    1 1/2 tz agua
    2 huevos
    1 cdita de polvo para hornear
    1/2 cdita de consomé de pollo en polvo
    1/2 cdita de pimienta
    1 pizca de sal


Para la salsa de mostaza:

    4 cdas de mostaza
    2 cdas de mayonesa
    Miel al gusto


Procedimiento:
1.    En un bowl batir todos los ingredientes hasta dejar una pasta que no esté ni muy espesa ni muy ligera; si es que esta ligera entonces añade un poco más de harina y si por el contrario está muy espesa añade más agua.

2.    Poner a la salchicha un palillo y cubrir la banderilla de manera que la pasta no se escurra por completo.

3.    En una cacerola poner a freír en aceite hirviendo y darle vueltas hasta que esté dorada.

4.    Sacar y dejar escurrir el exceso de aceite en un plato con papel absorbente.

5.    Para el dip mezclar perfectamente todos los ingredientes .

  


   Para 4/6 personas

   1 kilo de mollejas de pollo
    Un par de dientes de ajo
    Una cebolla y media
    1 pimiento verde
    2 o 3 tomates rojos
    Preparación de ajo, perejil, sal al gusto y medio vaso de vino blanco


Como lo preparamos:

En una cacerola echamos un buen chorro de aceite de oliva, cuando este templada le echamos los ajos, cebolla y pimiento todo bien picado. Lo acitronamos un poco.

A continuación se le añade los tomates troceados, lo vamos friendo como si fuera un sofrito, cuando veamos que el tomate se va poniendo suave añadiremos las mollejas, limpias y cortadas a la mitad (en caso de que sean muy grande) previamente.

Las doramos un poquito a esto le añadimos medio vaso de agua las tapamos y a fuego medio las dejamos que cuezan aproximadamente una media hora, moviendo de vez en cuando.

Al cabo de este tiempo le echamos el pimienton rojo cortado en julianas, esperamos unos minutos y le añadimos la preparación del vino, que previamente hemos preparado. Volvemos a tapar la cacerola y esperamos media hora mas.

Probamos si están blandas y las apartamos (para que la salsa quede espesa debes dejarla cocer a fuego lento al gusto de cada persona).

Ingredientes
(4 porciones)
4 pechugas de pollo, sin hueso y sin piel
¼ cucharadita de sal
½ cucharadita de pimienta
¼ taza de yogurt griego, natural
½ cucharadita de perejil
1 cucharada de vinagre de vino tinto


Preparación
1. Sazona las pechugas con sal y pimienta y ponlas dentro de una bolsa grande de plástico resellable.

Separa.

2. En un tazón pequeño combina el yogurt, el perejil y el vinagre de vino tinto, mezcla bien. Vierte el marinado sobre el pollo y mezcla bien hasta que todo el pollo quede cubierto. Refrigera de 30 minutos a 3 horas.

3. Calienta la parrilla a temperatura media. Cocina el pollo durante aproximadamente 5 minutos, voltea y cocina de 3 a 5 minutos más, dependiendo de qué tan gruesas estén las pechugas.

4. Deja que repose durante unos minutos y sirve.


Ingredientes para toda la receta

  • 8 piezas de cebollita de cambray
  • 12 piezas de champiñones
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • 8 piezas de jitomate cherry
  • 4 piezas de palitos de brocheta
  • 1 pieza de pimiento morrón rojo
  • 2 piezas de calabacita
  • 1/4 cucharita de pimienta negra molida
  • 1 cucharita de orégano seco
  • 1/2 cucharita de sal                                         


Preparación:


Poner a remojar las brochetas de madera en agua durante al menos 15 minutos.

Cortar la cebolla y los pimientos en trozos de 2 cm cuadrados. Cortar las calabacitas en rodajas gruesas. 

Insertar las verduras intercalando con los champiñones en palitos para brocheta.

Moler el ajo con un machacador de ajos y mezclar con el aceite de oliva, el orégano, la sal y la pimienta. Utilizando una brocha, barnizar bien todas las verduras de la brocheta con el aceite.

Colocar las brochetas en una charola para horno. Hornear a 350 °F (180° C) durante 8 a 12 minutos o hasta que las verduras estén cocidas. También se pueden dorar sobre la parrilla o un sartén.

Servir como plato fuerte o botana.