Las comidas frías o ensaladas requieren de una buena presentación con ingredientes coloridos. Estos deben cortarse de tamaño no demasiado grande ni muy pequeño. Si son crudos, adquirirlos muy frescos y de buena calidad.

Pueden servirse en compoteras, quimberas, platos chicos, dentro de pomelos, naranjas o limones ahuecados.

Cuando se utilicen verduras de hojas crudas, éstas deben lavarse muy bien con agua fría, escurrirlas, cortarlas con las manos (salvo que se quiera en juliana) y aderezarlas en el momento de servirla para que no se marchiten por el efecto del vinagre o el limón. Si se trata de vegetales cocidos, es conveniente condimentarlos con tiempo para que tomen el sabor del aderezo.

Es muy práctico y ahorra tiempo tener el aliño preparado en un frasco calculando siempre el doble de la cantidad de aceite que la de limón o vinagre.

Se pueden conseguir el supermercado vinagres aromatizados con hierbas que le otorgan a los salpicones y ensaladas un sabor muy particular.

Porcion 8 personas

INGREDIENTES

2 tazas de arroz
4 tazas de agua
2 cucharadas de mantequilla
Sal, al gusto
1 cucharada de consomé de pollo
1 pimiento morrón verde, 1 rojo y 1 amarillo
12 aceitunas negras sin hueso y partidas a la mitad
½ taza de granos de elote
100 g de almendras fileteadas y tostadas

PASO A PASO

1. Cuece el arroz al vapor con agua, mantequilla, sal y consomé de pollo.

2. Quita las semillas a los pimientos, rebánalos en tiras finas.

3. Mezcla las aceitunas, los granos de elote, las almendras y los pimientos; agrega al arroz e intégralos, con cuidado para no batir el arroz.

El limón mata los gérmenes en la sangre, vitaliza el plasma y el cuerpo, reconstructor de tejidos, cicatrizante y aniquilador de ácidos. Fortifica las encías y la raíz de las muelas. Combate el dolor de muelas. Es dentífrico por excelencia. Desaparece el mal aliento. Desinfectante y microbicida, antioxidante, eliminador de piedras y de cálculos. Un excelente ingrediente en las comidas.


INGREDIENTES

Para el arroz

* 300 g de arroz precocido
* 2 cucharadas de mantequilla
* 4 cucharadas de cebollitas de cambray, finamente picadas
* 4 cucharadas de menta, finamente picadas
* 500 ml de caldo de pollo
* 1 limón
* Sal y pimienta

Para hacer las brochetas

* ½ taza de salsa de soya
* 1 cucharada de jengibre fresco, rallado
* 1 cucharada de azúcar mascabado
* 2 cucharadas de aceite de ajonjolí
* 500 g de pechuga de pollo, cortada en cubos
* 2 limones, cortados en rodajas

PASO A PASO

1. Para las brochetas mezcla en un tazón la salsa de soya, jengibre, azúcar, aceite de ajonjolí, pollo y rodajas de limón. Deja marinar mientras haces tu arroz.

2. Para preparar el arroz calienta la mantequilla en una olla, agrega las cebollitas y la menta, fríe unos minutos. Añade el arroz junto con el caldo de pollo.

3. Corta unas tiras de la cáscara de limón y agrégalas al arroz junto con el jugo de limón. Cuando empiece a hervir, baja la lumbre, tapa y cocina hasta que el arroz esté suave y el caldo se evapore. Sazona con sal y pimienta si es necesario.

4. Para las brochetas calienta una parrilla, rocía con un poco de aceite y fríe el pollo hasta que se dore y esté cocido por dentro.

5. Ensarta en unos palillos de brocheta alternando con las rodajas de limón. Sirve el arroz acompañado de las brochetas.

Rinde 4 porciones


El arroz por su bajísimo contenido en grasas, es un alimento excelente para mantener una buena salud cardiovascular siempre y cuando no se le incorporen grasas al cocinarlo.

El componente mayoritario del arroz es el almidón y por ello supone una buena fuente de energía. Aporta unas 350 calorías por cada 100 gramos. Aporta un 7 por ciento de proteínas y es rico en vitaminas del grupo B, si se consume integral.

Es pobre en minerales, especialmente en hierro, calcio y zinc y por ello resulta conveniente tomarlo en combinación con legumbres, verduras, carnes o pescados.

Hay que tener presente que el arroz blanco, debido al procesado al que ha sido sometido, se halla desprovisto de nutrientes que se encuentran en el pericarpio del grano, como es la fibra, vitaminas y minerales. He ahí la conveniencia de consumirlo integral.

El arroz debe estar presente varias veces por semana en una dieta equilibrada, sea como plato principal o como guarnición de carnes, pescado, huevos. También puede tomarse como postre.

Arroz caldoso

4 Porciones

INGREDIENTES

1 taza de arroz de grano largo precocido
2 cucharaditas de mantequilla
½ cebolla mediana
1 diente de ajo
1 taza de leche
2 chiles poblanos, asados, desvenados y pelados
½ taza de consomé de pollo
Sal, al gusto
30 camarones medianos, pelados
½ cebolla mediana, picada
1 rama de apio, picada
2 chiles serranos, picados (o al gusto)
1 taza de granos de elote
1 cucharadita de mantequilla
1 cucharada de aceite de oliva
3 cucharadas de salsa inglesa
1 taza de brócoli en ramilletes pequeños
Sal y pimienta

PASO A PASO

1. Coloca en un tazón los camarones pelados con la cebolla picada, apio, chiles serranos, granos de elote, brócoli, sal, pimienta, aceite de oliva y la salsa de soya e inglesa. Deja que se marinen en el refrigerador mientras preparas el arroz.

2. Para preparar el arroz licua los chiles poblanos con la leche, ajo y cebolla, cuando tengas una salsa lo más tersa posible calienta una olla gruesa con la mantequilla, añade el arroz con el caldo de pollo y vierte la salsa de poblano.

3. Sazona con sal, revuelve todo con una cuchara de madera y baja el fuego; tapa la olla y deja cocer el arroz hasta que todo el líquido se consuma y el arroz esté tierno. Ya sin fuego, deja el arroz tapado 10 minutos y sirve acompañado de los camarones.

4. Para cocinar los camarones calienta en una sartén gruesa de preferencia con teflón, la mantequilla, cuando se derrita agrega los camarones con toda la verdura y la salsa donde se marinaron, cocina hasta que los camarones tomen su color naranja característico y el brócoli esté tierno, pero crujiente.

5. Haz una cama de arroz y sobre esta sirve los camarones.


Muchas veces, luego de una fiesta en casa, no sabemos qué hacer con esos poquitos de bebidas alcohólicas y de licor que sobran en las botellas.

Ante la alternativa de botarlos se nos viene la percepción de algo pecaminoso, sobre todo en estos tiempos en que la economía no es buena.

No tire nada. Ponga en un solo recipiente los elementos afines y resérvelos para cocinar con ellos.

Así, junte los vinos blancos, los rojos o tintos y las cervezas (cerradas). Verá que con ellos se pueden cocinar platos muy deliciosos.


4 Porciones

INGREDIENTES

2 cucharadas de aceite
½ cebolla, picada finamente
3 pimientos de distintos colores, cortados en cubitos
3 mollejas de pollo, cocidas y cortadas en trocitos
1 taza de arroz precocido de grano largo
2 tazas de caldo de pollo
1 cerveza oscura
1 taza de chícharos congelados
Sal, al gusto

PASO A PASO

1. Calienta el aceite en una olla gruesa, fríe la cebolla y los pimientos, cuando esté transparente la cebolla, agrega las mollejas. Deje que se frían unos minutos y añade el arroz, agrega el caldo de pollo y la cerveza, sazona con sal y tapa la olla, cuando hierva el líquido baja el fuego y agrega los chícharos congelados.
2. Deja cocinar a fuego bajo hasta que el líquido se haya consumido y el arroz esté suave. Una vez cocido, deja reposar 10 minutos con la olla tapada.
3. Sirve bien caliente.



Arroz con setas; porción 4 personas

Ingredientes
2 cucharadas de aceite de oliva
1 taza de cebolla, picada finamente
2 tazas de setas, cortadas en trozos grandes
1 taza de champiñones, cortados a la mitad
4 tazas de consomé de pollo
1 cucharada de azafrán
1 taza de arroz
1 taza de queso parmesano, rallado

Paso a paso
1. Calienta el aceite en una olla gruesa, fríe la cebolla hasta que esté transparente, añade las setas y los champiñones y fríe a fuego alto 5 minutos.
Sazona con sal. Retira de la olla los champiñones y las setas. Reserva.

2. Calienta una taza de consomé de pollo hasta que hierva, agrega el azafrán y déjalo reposar unos 5 minutos o hasta que suelte su sabor y aroma.

3. Coloca el arroz en la olla donde cocinaste las setas, agrega el caldo de pollo con el azafrán y el resto del caldo de pollo. Baja el fuego y deja cocinar hasta que el caldo se haya casi consumido, entonces añade las setas y los champiñones cocinados y el queso parmesano, deja cocinar todo junto 5 minutos.

4. Sirve de inmediato.