El durazno tiene un bajo aporte de calorías, es una excelente fruta para dietas de reducción.

Contienen vitamina A, B1, B2 y C, además posee propiedades laxantes y diuréticas.

Se usa para preparar ricos postres, en mascarillas faciales, como saborizante de algunas bebidas y su esencia en productos de belleza e higiene.

Ayuda a hidratar la piel y reconstituir tejidos. Para ello puede preparar un té de durazno: Coloque un durazno lavado y cortado en agua, dejelo hervir por 1 minuto. Bébalo tibio, dos tazas diarias en ayunas.

4 Porciones

INGREDIENTES

1 lata de duraznos en almíbar
¾ de taza de mostaza
½ kg de salchichas de pavo en trozos de 4cm
6 duraznos frescos, o en almíbar en mitades
16 champiñones medianos

PASO A PASO

1. Escurre los duraznos en almíbar y licualos con la mostaza; mide ½ taza de este aderezo y reserva.
2. En cuatro palitos para brocheta, ensarta alternadamente las salchichas, los duraznos en mitades y los champiñones; barnízalas con el aderezo.
3. Asa las brochetas a la parrilla o en un sartén con recubrimiento antiadherente; úntales otro poco del aderezo y ásalas hasta que las salchichas estén ligeramente doradas.
4. Sirve las brochetas con el aderezo de durazno que reservaste.


Comer fruta como postre es una cuestión cultural que evita la ingesta de alimentos ricos en proteínas y grasas (dulces, etc.).

La fruta es un alimento muy rico en vitaminas y minerales, de bajo aporte calórico y con un porcentaje de agua que oscila entre un 80 y un 95%. Es pobre en proteínas y nula en grasas (excepto el aguacate).

Se aconseja consumir de 3-4 piezas de fruta al día, de las cuales, al menos 1 debe ser un cítrico (aporte de vitamina C). Si se consumen en forma de zumos, habrá de hacerse recién exprimidas para evitar la pérdida de vitaminas por la acción de la luz.

Algunos expertos recomiendan comer fruta antes de las comidas para evitar así posibles dificultades digestivas consecuencia de la fermentación de los azúcares. Asimismo señalan que la fruta posee ciertas sustancias ácidas que estimulan las secreciones del estómago lo que facilitaría la digestión.

Existen dos frutas, la piña y la papaya que parece que facilitan la digestión de las proteínas si se consumen al mismo tiempo que otros alimentos.
Pero no hay que olvidar que la fruta aporta las mismas calorías se coma antes o después de las comidas. En algunas dietas de adelgazamiento recomiendan comerla primero por el efecto saciante que producen y evitar así la posterior ingesta de grandes cantidades en la comida.

Asimismo, comer la fruta de postre evita la ingestión de otro tipo de alimentos (dulces, etc) que poseen mayor valor calórico y contenido en grasas. También es bueno como postre porque los ácidos que contienen ayudan a realizar una limpieza de la boca.

Las necesidades energéticas de cada individuo van variando a lo largo de su vida, y dependen de multitud de factores; edad, sexo, actividad física.... Lo importante para no engordar es mantener siempre un equilibrio entre las calorías ingeridas y las gastadas.

Ensalada arcoiris

4 Porciones

INGREDIENTES

2 peras peladas y rebanadas
2 naranjas peladas y en gajos
1 taza de fresas rebanadas
2 kiwis pelados y rebanados
1 melón chino mediano
3 cucharadas de jugo de limón
1 vasito de 150 g de yogur natural
2 cucharadas de azúcar morena
¼ de cucharadita de canela molida

PASO A PASO

1. Mezcla la pera, la naranja, las fresas y los kiwis en una ensaladera, báñalos con el jugo de limón y mueve suavemente para impregnar la fruta; reserva.

2. En un recipiente revuelve el yogur, el azúcar y la canela.

3.- Pela el melón, córtalo por la mitad y quita las semillas; pártelo en rebanadas regulares.

4. Acomoda el melón en los platos a servir, pon la fruta en el centro y baña con el yogur.

5. Sirve al momento.


Es un alimento de elevado valor nutritivo y una buena fuente de proteína. Al escogerlos debe tener en consideración la cáscara limpia, entera y sin signos de humedad. Deben estar frescos, secos y en el refrigerador.

INGREDIENTES

* 8 rebanadas de pan de semilla de girasol
* 8 huevos cocidos
* 2 cucharadas de mostaza
* ½ taza de mayonesa
* 1 taza de berros lavados y desinfectados
* Sal y pimienta al gusto

PASO A PASO

1. Tuesta las rebanadas de pan y unta un poco de mostaza a cada uno; reserva.

2. Pela los huevos y desmenúzalos lo más finamente posible.

3. Ponlos en un tazón, añade la mayonesa, sazona con sal y pimienta y revuelve para integrarlos.

4. Reparte la preparación anterior entre cuatro piezas de pan, distribuye los berros y cubre con las demás rebanadas.

Puedes usar el tipo de pan de caja de tu preferencia.

Rinde 4 personas