Las anchoas se caracterizan por:

Poseer omega-3, muy útil para la reducción de colesterol y triglicéridos aumentando la fluidez de la sangre para evitar trombos o coágulos.

Administra al cuerpo vitaminas del grupo B como B2, B3, B9 y B12 permitiendo así aprovechar todos los tipos de nutrientes energéticos como proteínas, grasas o hidratos de carbono.

El consumo de bonito aumenta la producción y formación de glóbulos rojos así como también el correcto funcionamiento del sistema nervioso por sus cantidades elevadas de vitaminas del grupo B.

Vitaminas D y A también se podrán encontrar en este pescado, ambas muy beneficiosas para el correcto crecimiento, reparación y mantenimiento de piel y mucosas.

Posee minerales como hierro, magnesio, fósforo y potasio junto con grandes cantidades de yodo beneficiando el sistema nervioso, digestivo y muscular.

Debido a las cantidades de vitamina A que posee el organismo generará una mayor resistencia a infecciones y mejorará la visión nocturna.

Ingredientes (4 porciones) 2 pimientos rojos

2 pimientos amarillos

2 dientes de ajo

8 filetes de anchoa en aceite (puedes usar atún o sardina)

3 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de perejil picado sal y pimienta negra al gusto

Preparación

1. Precalienta el horno a 200 ºC.

2. Lava los pimientos, pélalos, quítales las semillas y colócalos en un refractario.

Corta en rodajas los jitomates, acomodando dos de éstas sobre cada pimiento.

Salpimienta.

3. Pica muy finamente el ajo y distribúyelo sobre el jitomate.

Coloca una anchoa en la cima y rocía con aceite de oliva.

4. Cuece al horno durante media hora.

Antes de servir, espolvorea con perejil y sirve caliente.


Para que una pizza sea tentadora no es necesario que sea grasosa, y nada mejor que cenar una preparada con ingredientes frescos
Tiempo de preparación: 25 minutos Porciones: 4 Ingredientes:
1 rociada de aceite en aerosol

1 cucharadita de ajo picado

1 taza de cebolla morada fileteada

2 chiles poblanos escalfados y en juliana

1 lata de granos de elote

1 taza de jitomate sin semillas en cubos

¼ cucharadita de sal 4 piezas de bases para pizza

4 cucharadas de puré de tomate

½ taza de queso panela en cubos

Preparación:

Para que una pizza sea tentadora no es necesario que sea grasosa, y nada mejor que cenar una preparada con ingredientes frescos

Tiempo de preparación: 25 minutos Porciones: 4 Ingredientes:

1 rociada de aceite en aerosol

1 cucharadita de ajo picado

1 taza de cebolla morada fileteada

2 chiles poblanos escalfados y en juliana

1 lata de granos de elote

1 taza de jitomate sin semillas en cubos

¼ cucharadita de sal 4 piezas de bases para pizza

4 cucharadas de puré de tomate

½ taza de queso panela en cubos

3. Continúa moviendo por 2 minutos, agrega a la sartén el jitomate y la sal.

4. Retira del fuego y conserva por separado.

5. Sobre cada una de las bases para pizza extiende una cucharada de puré de tomate, divide en cuatro la mezcla anterior (granos de elote , chile y jitomate).

6. Sirve cada una de las porciones en las bases para pizza.

7. Divide y sirve el queso.

8. Mete al horno a 150 °C por 10 minutos aproximadamente o hasta que la pasta tome el término deseado.



Nutrimentos por porción:
Calorías totales: 478 kcal Grasa total: 8 g
Grasas saturadas: 4 g
Colesterol: 32 mg
Sodio: 731 mg
Carbohidratos totales: 84 g
Fibra: 2 g
Azúcar: 3 g
Proteínas: 18 g


POSTRES COPA DE KIWI Y MANGO

3 personas

INGREDIENTES

4 kiwis
1 pizca de sal
1 clara de huevo
1 cucharada de miel
200 grs. de queso crema
1 mango mediano maduro
4 cucharadas de jugo de naranja
Un poco de bíter de naranja (licor amargo)
1 cucharada de hojas de menta, picadas finamente

PASO A PASO

1. Pele los kiwis y el mango, después córtelos en cubitos y échelos en un plato hondo.
2. En un recipiente pequeño, mezcle el jugo de naranja, el licor y la miel; bata con el queso crema.
3. Después, en un recipiente aparte, bata a punto de nieve la clara junto con la sal.
4. Luego con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba para que la preparación no se baje, mezcle la clara con la mezcla del queso.
5. Añada la crema obtenida a las frutas y distribuya en las compoteras, rociando encima con la menta picada.
6. Ponga a refrigerar, por lo menos, dos horas antes de servir.



La naranja es la fruta por excelencia en casos de resfriados por su alto contenido en vitamina C. Se consume de forma natural o en jugos.

NO ESTÁ RECOMENDADO PARA LOS QUE TIENE PROBLEMAS DIGESTIVOS:

Gastritis

Hernia de hiato

Acidez

Úlceras.

Las naranjas frescas pueden durar más de 3 semanas en la nevera, aunque si se les guarda a temperatura ambiental se les puede sacar más jugo.

Por su alto contenido en Vitamina C es uno de los mejores antioxidantes. La vitamina C, ayuda también a quemar grasas.

HAY TRES CLASES DE NARANJAS:

La naranja dulce - la más conocida
La naranja amarga - utilizado sobre todo para la mermelada de naranja amarga
Sanguinelli - con un color roji-naranja

6 Porciones

INGREDIENTES

6 naranjas
1 taza de azúcar
1 taza de vino blanco
2 cucharaditas de semillas de anís
1 cucharada de ralladura de cascara de limón

PASO A PASO

1. Pela las naranjas, córtalas en rodajas y retírales las semillas y la membrana blanca que las cubre; ponlas en un refractario.

2. En una cacerola calienta dos tazas de agua con el azúcar, el vino y las semillas de anís hasta que hierva durante 10 minutos; retira del fuego.

3. Agrega el jugo y la ralladura de limón, deja reposar 10 minutos a temperatura ambiente, vierte sobre las naranjas y refrigera 10 minutos antes de servir.




Las cebollas son una buena fuente de potasio, y presentan cantidades significativas de calcio, hierro, magnesio y fósforo. El calcio vegetal no se asimila tanto comparado con el de los lácteos u otros alimentos que se consideran buena fuente de este mineral. Algo similar ocurre con el hierro, cuya absorción es mucho mayor cuando procede de alimentos de origen animal.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El fósforo, al igual que el magnesio, juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, pero este último además se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

En cuanto a su contenido vitamínico, las cebollas son ricas en vitaminas del grupo B, como los folatos y las vitaminas B3 y B6. Presenta cantidades discretas de vitamina C y E, ambas con efecto antioxidante.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. La vitamina E, al igual que la C, tiene acción antioxidante, pero ésta última además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. También favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente a las infecciones.

No obstante, las propiedades salutíferas de las cebollas se deben, más que a su composición nutritiva, a su abundancia de antioxidantes, entre ellos los flavonoides y los compuestos azufrados. Estos últimos son sustancias precursoras de compuestos volátiles que son los que aportan a la cebolla ese olor y sabor tan característicos.

INGREDIENTES
 
 
- 3 Cebollas Grandes.
- 1 Litro de caldo de pollo (puede ser en brik)
- 1 Litro de agua
- 6 rodajas de pan tostado integral
- 6 Lonchas de queso tipo sándwich
- Sal, pimienta, pimentón rojo.
- 2 dientes de ajo.
- Aceite de oliva
- (Se le puede agregar al gusto carne de pollo, res o jamón en trozo, para darle mas sabor y consistencia)
 

PREPARACIÓN

Cortamos las cebollas en rodajas con un poquito de sal por encima. En una olla grande echamos un chorrito de aceite de oliva y freímos la cebolla hasta que empiece a estar transparente. Añadimos a la olla el litro de agua y el litro de caldo y dejamos cocer a fuego lento aprox. 25 minutos. (Vigilar que no se quede corto de líquido añadiendo más si fuera necesario).

(Incorporar la carne previamente cocida en agua con un poco del sazonador de su preferencia en caso de que se decida agregarla a el caldo, esta puede ser en trocitos o en piezas grandes)

Reposar la olla con la cebolla y el caldo.


En una sartén freír los dos dientes de ajo en rodajas, sin pasarse o amargarían, retirar del fuego, añadir una cucharadita de pimentón y rápidamente moverlo todo y echarlo en la olla.

Disponer el interior de la olla en un recipiente hondo para horno. Colocar encima el pan tostado, sobre el pan, el queso y ponerlo en el grill hasta que el queso esté dorado.