Además de su estupendo sabor y su inconfundible aroma conviene conocer las propiedades de la piña tratandose de una fruta de las más saludables de todas. Por su contenido en bromelina , que esta formada por tres encimas combinadas ( bromelina, extranasa y ananasa) , resulta muy adecuada para la circulación ya que este componente disuelve los coágulos que puedan formarse y fluidifica la sangre. Esto es una buena manera de evitar problemas circulatorios como trombosis, ataques cardíacos, apoplejías y, al mismo tiempo disminuir la presión sanguínea elevada o hipertensión.

Ademas de sus propiedades anticoagulantes, la bromelina tiene el poder de " digerir" las proteínas por lo que resultará de mucha ayuda en el proceso de la digestión. Un buen pedazo de piña después de acabar de nos permite digerir mejor los alimentos, ayuda al estómago a realizar su función y a sentirnos menos llenos más rápidamente. Ello conlleva la desaparición de una serie de efectos secundarios desagradables relacionados con la digestión pesada de los alimentos: gases intestinales, pesadez de estómago, acidez de estómago, etc. Esta propiedad es utilizada por la industria de la alimentación para que las carnes envasadas sean más blandas. Sin embargo este hecho perjudica la composición de la enzima que se destruye con el calor y hace que no sea aprovechable por el organismo, por lo que deberemos comernos la fruta fresca si queremos aprovecharnos de sus propiedades.

Esta capacidad para digerir las proteínas puede utilizarse a nuestro favor para eliminar microorganismos y parásitos del interior de nuestro cuerpo. Por eso la piña ejerce una función purificadora del tubo digestivo y ayuda a eliminar las bacterias causantes de putrefacciones intestinales.

INGREDIENTES
1/2kg de piña fresco y bien maduro
1 lata de leche condensada
1 taza de crema de leche
2 cucharaditas de vainilla
3 claras
3 cucharadas de azúcar

PREPARACION
Cortar la pulpa de piña en trozos y licuarla junto con la leche condensada.

Aparte batir las claras con una cucharada de azúcar hasta que estén firmes.

Agregarle en forma de lluvia las restantes y una vez incorporada el azúcar detener el batido.
Queda así una preparación firme tipo merengue.

Batir la crema hasta que esté semiespesa.

Poner en un recipiente la piña licuado. Incorporarle la crema batida mezclando suavemente.

Agregar la vainilla y la mitad de las claras batidas.

Mezclar bien hasta formar una mezcla homogénea.

Añadir el resto de las claras más suavemente.

Llevar al congelador hasta que el helado esté firme.

Se retira un rato antes si se desea servirlo más cremoso.

Se puede servir solo o acompañado por galletitas, vainillas y bañado con alguna salsa.
Reacciones:

Tagged: , , , ,

0 comentarios :

Publicar un comentario