Por cada 100 gramos de nueces crudas estaremos aportando a nuestro organismo 660 calorías, así pues hay que comerlas siempre con moderación. Las nueces, tal y como señalan los médicos y expertos en nutrición no 'engordan' por sí solas, es decir, no tenemos por qué suprimirlas de la dieta dejándonos llevar por esta falsa creencia, sólo que si las comemos, tendremos que vigilar el resto de alimentos grasos que ingerimos en el día para no superar las exigencias calóricas diarias de nuestro organismo.

El catálogo de vitaminas y minerales que poseen las nueces nos aporta grandes y saludables ventajas. Su contenido en vitamina B es recomendado en momentos de fatiga física o convalecencia y también resultan perfectas para personas que sufren estados depresivos. Igualmente, la vitamina B6 de las nueces puede ser un increíble reconstituyente durante el síndrome premenstrual.

En la dieta de los ancianos, las nueces colaborarán en la prevención de la osteoporosis, mientras que las embarazadas que consuman un puñado de estos frutos, estarán ayudando a que el feto crezca correctamente. Sirven igualmente de método de prevención en el desarrollo del cáncer, en la reparación de las pieles poco hidratadas, en la cura del insomnio o como refuerzo de la atención y la memoria.

En caso de estreñimiento, hay que contar con las nueces como fuente de fibra, reguladora por excelencia del tránsito intestinal. La nuez contiene la esencial vitamina C, pero en un porcentaje simbólico. Otros nutrientes importantes y que forman parte de las nueces son el ácido fólico, el fósforo, el potasio, el selenio, el cobre el calcio, el magnesio y la vitamina A.

Fajitas de pollo con nueces

4 porciones

INGREDIENTES

¼ de taza de ciruelas pasas
2 cucharaditas de fécula de maíz
2 cucharadas de salsa de soya
½ taza de caldo de pollo
2 pimientos morrón cortados en trozos
2 cebollas cortadas en trozos
½ kg. de fajitas de pechuga de pollo
1 diente de ajo picado
1 taza de nueces en mitades
Aceite vegetal

PASO A PASO

1. Licua las ciruelas con el caldo, la fécula de maíz y la salsa de soya hasta que estén integrados; reserva.

2. Calienta un poco de aceite en una sartén, agrega los pimientos y las cebollas; cuando estén suaves, retíralos y escúrrelos; desecha la grasa.

3. En la misma sartén calienta más aceite, integra en pollo y el ajo, cocina hasta que la carne esté cocida.

4. Vierte el licuado de ciruela; cuando hierva añade los pimientos, las cebollas y las nueces; revuelve y cocina 1 minuto más para que espese.

5. Sirve con arroz cocido al vapor.
Reacciones:

Tagged: , , ,

0 comentarios :

Publicar un comentario