El bacalao es apreciado por su carne y por el aceite de su hígado. El aceite de hígado de bacalao es extremamente rico en ácidos grasos Omega-3 así como en vitamina A y vitamina D. De hecho, estas propiedades fueron muy explotadas durante años, suministrándose el aceite crudo a los niños como complemento alimenticio para la fijación del calcio en los huesos.

8 porciones
Ingredientes
1 1/2 kilos de bacalao
1 litro de aceite de oliva
1 1/2 kilos de tomates
2 dientes de ajo
1 cebolla
1/4 de pimiento morrón rojo
3/4 de kilo de papitas Cambray, cocidas, peladas y cortadas en mitades
2 latas de aceitunas rellenas de pimiento, escurridas
2 tazas de almendras
2 tazas de perejil, picado

Paso a paso

1. Remoja el bacalao en agua suficiente durante 24 horas; cambia el líquido dos veces en ese lapso; escúrrelo, desmenúzalo finamente y reserva.

2. En una cacerola calienta la mitad del aceite, añade el bacalao y fríelo durante 20 minutos o hasta que se vea brilloso y suelte el aceite que absorbió.

3. Mientras, licua el tomate con el ajo, la cebolla y el pimiento; cuela sobre lo anterior y cocina a fuego medio hasta que cambie de color.

4. Incorpora las papas, las aceitunas, las almendras y el resto del aceite, revuelve y cocina durante 45 minutos o hasta que la grasa suba a la superficie; quita del fuego, vacía en un refractario y retira la grasa visible.

Nota: sirve frío o caliente.

Reacciones:

Tagged: , , ,

0 comentarios :

Publicar un comentario